¿Esperanza de vida, o esperanza en vida?

Querido profesor,

No sé si habrá escuchado alguna vez hablar del transhumanismo. Se trata de una corriente de científicos, especialistas, en biomecánica etc. que aseguran que dentro de pocas décadas , gracias al desarrollo de tecnologías biomecánicas muy avanzadas, seremos capaces de prolongar la esperanza de vida ilimitadamente. En pocas palabras: ya no moriremos por envejecimiento. Al parecer existen no pocos motivos para pensar algo así, como por ejemplo el aumento exponencial de la esperanza de vida, hasta tal punto que, como le digo, nos preguntemos si no terminará por desparecer.

Dando por hecho que los pronósticos sean acertados, ¿cómo afectaría esta modalidad pasiva de inmortalidad a nuestra vida? Tengo clarísima una cosa: no nos eximiría de la necesidad, o del deber humano, de encontrar un sentido a nuestras vidas. Y por eso me pregunto: ¿qué sentido tendría vivir una eternidad imperfecta, con los padecimientos que la ciencia y la tecnología no pueden curar? Quizás el dolor pueda ser eliminado, pero el sufrimiento, los males del alma, no desaparecerán nunca. ¿Qué inventaremos entonces para traer el paraíso a la tierra?

“¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad”. (Jorge Luis Borges).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: