Viggo Mortensen y los límites del perdón

Querido profesor,

Tengo muchas ganas de ir a ver Purgatorio, la obra de teatro que representa Viggo Mortensen en Madrid hasta el 18 de diciembre.

Me han llamado mucho la atención sus declaraciones en La luna de Metrópoli (4-10 noviembre) respecto a su visión de la obra: “creo en la justicia. Una persona puede ser castigada y, a la vez, recibir perdón”.

El perdón es una forma de liberación gracias a la reconociliación interior con el mundo y con uno mismo, pero ¿cómo puede el castigo ser a la vez una liberación? Quizás el “para qué” de esta vida consista, en parte, en aceptar nuestros propios males y los ajenos, y en extender todo lo posible las fronteras del perdón. Llevarlas tan lejos que al final incluso desaparezcan, porque entonces nuestra vida entera será como una gran reconciliación.

Sin embargo, no dejo de tener la sensación de que me faltan fuerzas para eso. Realmente no creo que nadie sea capaz de perdonar tanto. Siento que hay heridas tan grandes que uno mismo, por mucho que lo desee, no puede sanar.

Falta algo, o alguien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: