7000 000 000 de viajeros

 

Querido profesor,

Hace unos días saltó a la primera plana de los periódicos una noticia que me recordó nuestras primeras correspondencias. “¿Para qué la vida?”, le preguntaba yo con insistencia. Y es que al parecer, ya somos siete mil millones de habitantes en la Tierra.

El mundo se agita ante la enormidad de la cifra y, sobre todo, ante los desafíos que se plantean. Fecundación, economía, sociedad, el auge de oriente y el declive de occidente… y todo ello en una etapa histórica especialmente convulsa. Como en las primeras líneas de Historia de dos ciudades. Pero si todas las personas del mundo nos paráramos a la vez durante un minuto, nos daríamos cuenta de que no somos siete mil millones de habitantes. Somos siete mil millones de… inmigrantes. Estamos de paso (nadie lo explica mejor que Gabriel Marcel).

Nos vimos arrojados aquí sin pedirlo ni quererlo, y parece que también nos marcharemos sin ser consultados. La vida, en cierto modo, es nuestra estación migratoria, pero no conocemos el país de origen ni el plan de vuelo.

Nuestras vidas son un cúmulo de experiencias vertiginosas. A veces incluso nos comportamos como si fuéramos enemigos, cuando en realidad todos compartimos el mismo viaje. Un viaje con nombre de pregunta: ¿para qué la vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: